La participación de varios menores en la actividad ‘camisetas mojadas’, llevada a cabo el pasado domingo en un balneario público de San Gil, Santander, ha generado indignación entre la comunidad del municipio y el resto del país.

Lea también: POLÉMICA POR POLICÍAS QUE VIGILAN LA ESTATUA DE DIOMEDES DÍAZ

Esta actividad fue conocida por la comunidad luego de que en redes sociales circulara algunas fotografías y dos videos en los que se ve a varios jóvenes concursando en un evento que solo es apto para adultos.

Frente a este hecho, Ariel Fernando Rojas Rodríguez, alcalde de San Gil, manifestó que “en la administración no reposa ninguna solicitud para este evento y tampoco nunca nos enteramos de esta actividad”.

Según el funcionario, el show se habría realizado, exactamente, en una cafetería de Pozo Azul, la cual entregó en arriendo el Instituto de Cultura y Turismo del municipio a un particular desde hace varios meses.

La Alcaldía de San Gil lideró un consejo de seguridad con funcionarios de la Procuraduría, Personería, Icbf y Policía de Infancia y Adolescencia, donde se analizó lo ocurrido.

Icbf hace un llamado a los padres de familia

Después de conocerse la participación de menores en el show ‘camisetas mojadas’, el  Instituto de Bienestar Familiar (Icbf) hizo un llamado a los padres de familia para que protejan a sus hijos y los menores de edad que están bajo su cuidado, de manera que puedan estar enterados de las actividades que realizan y que no sean expuestos a espectáculos de adultos.

El Icbf también designó a un equipo de la Defensoría del Centro Zonal del municipio para verificar el número de adolescentes que, al parecer, asistieron a este polémico evento.

Hasta el momento, el instituto de la primera infancia tiene identificada a la menor de edad que protagonizó dos polémicas escenas que circulan en video a través de las redes sociales. Una vez sean identificados los derechos de la joven se le brindará acompañamiento psicosocial  tanto a ella como a su familia, informó la entidad.