Foto: Página ONU

El Secretario General de la ONU entregó al Consejo de Seguridad el informe trimestral sobre la Misión de Verificación de la organización en Colombia. 

En el informe entregado por el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, se presenta un balance sobre la implementación del Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las Farc en el que se abordan temas relacionados con la reincorporación de los excombatientes y las garantías de seguridad para las comunidades y los territorios.

El Secretario General destacó la transición de las Farc a la vida política y resaltó que “Cambiar las armas por la política y la oportunidad de participar en las elecciones fue un objetivo fundamental del proceso de paz. Los próximos meses serán cruciales para alcanzar ese objetivo, y será esencial contar con disposiciones de seguridad adecuadas para todos”.

Con respecto a las garantías de seguridad, aunque reconoció mejoría en los indicadores, reflejó preocupación sobre la inseguridad en zonas rurales afectadas por el conflicto, y “el creciente número de asesinatos de líderes sociales, defensores de derechos humanos, activistas de restitución de tierras y promotores de programas de sustitución de cultivos, así como los homicidios de ex integrantes de las Farc”.

Guterres destacó la importancia de programas como el Plan Horus, para proteger a las comunidades con presencia de la Fuerza Pública; el Sistema de Alerta Temprana (SAT) de la Defensoría del Pueblo, el Decreto 2078 del 7 de diciembre 2017 que establece una ruta de protección colectiva para comunidades y líderes, así como la puesta en marcha de la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía General. Subrayó que todas estas medidas “redundarán en un cambio en la situación si se aplican de forma decidida y se dotan de los recursos necesarios”.

Hizo un llamado para que el Consejo Nacional de Reincorporación adopte su plan nacional de reincorporación, como herramienta fundamental para darle dinamismo y coherencia al proceso.  Así mismo recuerda que el pleno tránsito a la legalidad de ex guerrilleros y ex guerrilleras sigue siendo un pre-requisito indispensable para la reincorporación y recalca la urgencia de resolver los casos pendientes.

El Informe hace énfasis en la importancia de los proyectos productivos para ex integrantes de las Farc y las comunidades, incluyendo emprendimientos agropecuarios y ambientales.  Reconoce los esfuerzos de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN), los Consejos Territoriales de Reincorporación, y el Consejo Nacional de Reincorporación.   Subraya la importancia de la decisión del Gobierno de propiciar el acceso a tierra para dar viabilidad y sostenibilidad a los proyectos productivos.  Al mismo tiempo, destaca la importancia de la participación de gobiernos departamentales y municipales, del sector privado, de instituciones académicas, y de organizaciones de la sociedad civil, así como la comunidad internacional, en la promoción y apoyo a las iniciativas de reincorporación.

En su Informe, el Secretario General señala que ha habido un avance modesto en la inclusión de un enfoque de género en los programas de reincorporación y de garantías de seguridad. Sobre el despliegue de la Fuerza Pública a las zonas prioritarias, el Informe hace un llamado a aumentar la cantidad de personal femenino para poder responder mejor a las necesidades de seguridad específicas de las mujeres.

Por último, el Informe recalca el impacto humanitario positivo del cese al fuego temporal entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), a pesar de los incidentes y obstáculos que se presentaron, y hace un llamado a las partes a realizar todo esfuerzo posible para consolidar y ampliar los avances humanitarios logrados hasta ahora.

El Secretario General concluye que, si bien existen grandes desafíos para la consolidación de la paz en Colombia, tiene confianza en que la dinámica generada en 2107 por el cese al fuego y la dejación de armas se puede mantener.  Además hace hincapié en que “incluso entre quienes ven el Acuerdo de Paz con escepticismo, existe la percepción de que han surgido nuevas circunstancias, y de que hoy día existen nuevas oportunidades de zanjar las divisiones históricas y construir un país más estable y unificado”.