Mauricio Albarracín, activista LGBTI e investigador de justicia, y Javier Suárez, presidente de la Fundación Marido y Mujer, debatieron en Opina Bogotá sobre la adopción de parejas del mismo sexo, luego de que una pareja de hombres en Medellín lograra adoptar por primera vez en el país.

Según explica Albarracín, desde 2012 la Corte Constitucional reconoció que la orientación sexual no tenía nada que ver en el proceso de adopción. “Es mejor tener una familia que estar abandonado y protegido solo por el Estado”, dijo.

Así mismo, señaló que en Colombia las familias son diversas y que no se puede negar esa realidad y afirmó que “es totalmente falso que los hijos de parejas del mismo sexo se vayan a convertir en drogadictos u homosexuales. Es un prejuicio de ciencia comprada”.

“Lo que le hace daño a los niños es la enseñanza de la discriminación, la misma de creer que parejas del mismo sexo no son aptas para adoptar”, agregó.

Por otro lado, dijo que hay una discrepancia no solo en lo que significa la familia, sino también en lo que es la democracia. “Hay políticos que creen que discriminándonos [a los gais] van a conseguir votos. No podemos seguir permitiendo que algunos políticos hagan de la discriminación y el ambiente de intolerancia contra nosotros una forma de ganar elecciones”.

Enfatizó en que los problemas de los niños no son la adopción por parte de parejas del mismo sexo. “Los problemas de los niños son la desnutrición, la pobreza, la falta de acceso a la educación”.

Finalmente califico como “triste” el referendo contra la adopción por parte de parejas del mismo sexo. “Eso no respeta la dignidad de la gente”.

Por su parte, Javier Suárez, asegura que las parejas del mismo sexo no pueden conformar una familia y que la comunidad LGBTI ha humillado a la sociedad. No es posible que se someta a las mayorías a los designios de la minoría homosexual”.

Señaló que Colombia no está en la obligación de legalizar la adopción de parejas del mismo sexo y sobre el referendo que pretende prohibirla señaló que el pueblo colombiano dice que no quiere adopción para parejas del mismo sexo, pues es un ‘no’.

¿Por qué la pareja gay de Medellín sí pudo adoptar y hay miles de parejas heterosexuales que no han podido hacerlo? Cuestionó Suárez y agregó que en internet hay evidencias de las afectaciones de los menores de edad que son adoptados por parejas del mismo sexo.

Para finalizar sentenció que el derecho no es de los homosexuales, es de los niños a tener una familia con padre hombre y madre mujer.