Santiago Mosquera, jugador de Millonarios. Foto: Cortesía.

Ha hecho todo su proceso en Millonarios. Desde las divisiones menores hasta llegar al equipo profesional. Tiene 22 años y es oriundo de Buenaventura. Habilidad, potencia y algunos lujos, le han significado aplausos por parte de la hinchada de Millonarios.

Santiago ha crecido. Sabe que le falta mucho por aprender y madurar antes de mostrar todo su talento en el exterior. Mosquera ahora hace parte de una campaña de la marca deportiva Nike denominadas Clínicas Deportivas, donde están enseñando junto con otros jugadores, formas de nutrición y entrenamiento a los jóvenes promesas del deporte más famoso del mundo.

Complementario a las Clínicas Deportivas, se llevará a cabo  un Torneo 3 vs 3 de un día y que se jugará el próximo 2 de noviembre y donde también se harán presentes figuras del fútbol nacional e internacional. Se espera contar con la participación de muchos equipos, que previamente se inscribirán.  Canal Capital habló con Santiago Mosquera sobre como se cuida para mantener su nivel al máximo.

¿Cómo llegar al equilibrio entre nutrición y actividad deportiva?

Es muy importante lo que se hace fuera de la cancha. El descanso. La forma en que se come, la forma en que uno se cuida es fundamental para el rendimiento deportivo. Ser un futbolista profesional es  comer sanamente para mantener el equilibrio y mantenerse en un óptimo nivel.

¿Cómo es su rutina ?

En la mañana madrugo a entrenar. Por lo general, trabajo en fortalecer mis debilidades. En las cosas que fallo y que debo mejorar. En horas de la tarde trato de compartir con mi familia y descanso lo que sea necesario. El descanso es fundamental.

¿Algún consejo para los jóvenes y niños que quieren llegar al fútbol profesional?

Nunca dejen de creer. Nunca le pierdan el amor a este deporte. No hay que dejar de soñar que los sueños siempre se cumplen. Y que por más que se caigan, siempre se pueden levantar y sigan intentándolo que Dios siempre va a estar ahí para respaldar y ayudarte a cumplir tus sueños.

También hay que escuchar mucho a los profes. El fútbol hay que vivirlo, sentirlo. Tú puedes decidir si jugar al fútbol y NO disfrutar la vida. El fútbol es un sacrificio, por eso a veces, debes dejar de disfrutar tu vida para ser el mejor.

Tienes que dejar la calle de un lado. Tienes que enfocarte. Es ahí donde puedes encontrar y buscar el máximo nivel.  El entrenamiento hace que tú mejores, que perfecciones tus habilidades. para uno entrenar por que siempre se aprende algo.