La capital colombiana se vistió de luto este sábado, pues hacia las 5:00 p.m. una fuerte explosión se registró en el centro comercial Andino, ubicado en el norte de Bogotá, la cual dejó a nueves personas heridas y a otras tres sin vida, entre ellas Julie Huyng, una joven de nacionalidad francesa.

Julie, de 23 años, había llegado a Bogotá hacia seis meses como parte de un voluntariado que estaba realizando en el Centro COMParte, un centro comunitario ubicado en el barrio de Santa Rosa, en la localidad de San Cristóbal, donde convive una población histórica, desplazada por la violencia, desmovilizada y reinsertada de grupos armados.

Su vocación y su servicio a la comunidad quedarán en la memoria de quienes la conocieron y que hoy la recuerdan como un gran ser humano.

Hasta donde se logró determinar, Julie se encontraba en el centro comercial Andino en compañía de su mamá, quien había llegado a Bogotá para regresarse con su hoja en los próximos días hacia Francia.

Huynh fue la primera víctima mortal confirmada del atentado, pues murió en el lugar de los hechos.

Una vez se conoció esta lamentable noticia la voces de indignación se dieron a conocer, el primero en lamentar la muerte de esta joven fue el alcalde Enrique Peñalosa, quien también aseguró que hay un grupo especializado realizando las respectivas investigaciones para esclarecer los hechos.

El embajador de Francia, Gautier Mignot, no tardó en manifestar a través de su cuenta de Twitter sus condolencias con la familia de Julie y confirmó que ya se les está brindando el apoyo necesario para sobrellevar esta situación.

A esto se han sumado cientos de personas que por medio de la cuenta de Facebook de Julie han dejado mensajes llenos de tristeza, pues además de lamentar su pronta muerte, han manifestado la impotencia que sienten frente a la trágica situación que se vivió en la ciudad durante este sábado y que también acabó con la vida de otras dos mujeres: Ana María Gutiérrez y Leidy Paola Jaimes Valle.