La exministra de Comercio Cecilia Álvarez deberá declarar este sábado ante la Fiscalía por el escándalo de Odebrecht, en especial por el otrosí realizado a favor de la firma para entregarle el control de la carretera Ocaña – Gamarra como una ampliación del contrato de la Ruta del Sol Etapa II.

La declaración fue anunciada por el Fiscal General Néstor Humberto Martínez, quien llamó a Álvarez para que explique el proceso por el que fue aprobado este otrosí en el período en el que dirigió el Ministerio de Transporte. El acuerdo costó cerca de 900.000 millones de pesos.

Lea también: Santos solicita al CNE investigación a fondo sobre caso Odebrecht

La constructora Odebrecht recibió el otrosí para ampliar su contrato de construcción de la Ruta del Sol para que cubriera la carretera entre Ocaña y Gamarra en 2014, sin necesidad de una licitación. Para esto, el excongresista Otto Bula habría repartido 4,6 millones de dólares, de los que 1 millón habría sido destinado para la campaña presidencial de Juan Manuel Santos en 2014.

El Centro Democrático aseguró que Cecilia Álvarez aceptó la ampliación del contrato de Odebrecht para beneficiar a la familia de su pareja, la exministra de Educación Gina Parody. Varios de sus familiares son socios de la Sociedad Portuaria de Cartagena y tendrían inversiones en puertos del Cesar sobre el río Magdalena, en especial en el puerto de Andalucía, cerca de Gamarra.

Le puede interesar: Fiscalía investiga si Odebrecht entregó dinero a campaña de Santos

En el mismo sentido, la Procuraduría General de la Nación llamó a Álvarez a declarar, en el marco de las indagaciones preliminares para determinar las irregularidades administrativas en medio del escándalo de Odebrecht, que ha llegado a afectar hasta a la campaña del presidente Juan Manuel Santos.

Además: Colombia patas arriba por corrupción en campañas}