Algunas universidades rodean esta importante vía y por ende, cientos de jóvenes la transitan.

Javier salcedo es uno de ellos y cree que los buses híbridos de TransMilenio son favorables para el trazado. “Me parece suficiente porque veo que carga la cantidad de gente suficiente que se traslada desde el centro hasta el norte”, señaló Salcedo.

En esta parte de Bogotá empieza a concentarse el corazón económico y ejecutivo de la capital.

Para algunos como Santiago Rivas, no es necesario hacer TransMilenio  por la séptima.

“La séptima tiene unas características especiales, no es como la Caracas, no es como la décima  no es como la autopista, es una carrera que es mucho más angosta y que además, es mucho mas bonita”, agregó Rivas.

“De pronto por movilidad si, porque el problema de Bogotá más importante es la movilidad” señaló la ciudadana Vilma Camacho.

A la altura de la calle 72, TransMilenio tendrá una conexión con la troncal caracas.

Damaris Mateus, quien tiene un local de comida saludable desde hace dos años en esta zona, es clara y señala que “yo pienso que por esa parte la movilidad se agilizaría más”.

Hasta aquí llegan cientos de turistas y ciudadanos, muy cerca hay varios restaurantes y los artesanos se han convertido también en patrimonio cultural.

“Si tú te das cuenta, muchas personas vienen a conocer Hacienda Santa Bárbara, entonces si la destruyen ¿qué vienen a conocer?”, agregó el ciudadano Alberto Escorcia.

“Han venido funcionarios del IDU y catastro, vinieron hacer el censo, vinieron de catastro a tomar medidas, a tomar fotos dentro de las casas” destaca Claudia Peña, habitante de la carrera séptima.

Opiniones encontradas, puntos positivos y negativos y todo tipo de comentarios ha generado la construcción de la troncal de Transmilenio por la carrera séptima, ¿a quién escuchar? ¿quién tendrá la razón? ¿se trata de un capricho de algunos habitantes no permitir su construcción? saquen sus conclusiones.