Un mal baño puede generar problemas en su mascota, y de paso grandes dolores de cabeza.

Uno de los momentos que más disfrutan los propietarios de mascotas es el baño. Muchos consideran que en este espacio tienen la oportunidad de fortalecer ese vínculo tan importante entre amo y animal, puesto que ahí los canes o los felinos depositan gran parte de su confianza en ellos.

Asimismo, es necesario conocer las normas básicas de higiene y salud que requieren los animales, ya que un mal baño puede generar grandes dolores de cabeza. Partes íntimas, boca y oídos, son algunos de los órganos que requieren un cuidado especial debido a su sensibilidad y la gran cantidad de gérmenes o suciedades que se pueden almacenar.

Para conocer más sobre este tema, Kienyke.com consultó Pedro Rodríguez, médico veterinario quien aseguró que una higiene adecuada en los oídos, ayuda a prevenir problemas de salud como la sordera, inflamación y posibles infecciones.

“A pesar de que muchos les gusta bañar a sus mascotas, yo recomiendo que lo haga un especialista de confianza, ya que al ser partes del cuerpo tan sensibles su manipulación es compleja. También es mejor evitar posibles caídas de jabón o sustancias delicadas en ojos, oído, olfato y hocico”, afirmó Rodríguez.

El experto también indicó que la limpieza de los oídos se debe hacer mensualmente para evitar que se almacenen grandes depósitos de cera. Asimismo, se recomienda hacer baños con agua en temperatura ambiente y aceites minerales.

Es importante destacar que una mala higiene genera la aparición de parásitos como los ácaros, alergias causadas por picaduras de pulga, bacterias, hongos o levaduras que aprovechan este lugar caliente y húmedo para reproducirse rápidamente.

Como se mencionó anteriormente, una mala higiene en esta zona puede generar graves problemas de salud en la mascota, en estos, casos es necesario identificar síntomas como la comezón severa, buscar parásitos en dañinos y verificar que el animal no tenga ninguna infección.

“Una vez identificado el motivo del comportamiento extraño en la mascota, se debe ir al veterinario y que este determine el paso a seguir”, puntualizó el experto en diálogo con este medio.