La relación entre Avianca y sus pilotos es cada vez más tensa por culpa de diferencias en materia salarial. Se trata de un problema muy serio que a corto plazo podría significar un verdadero dolor de cabeza para miles de usuarios de la aerolínea.

Los pilotos miembros de la Organización de Aviadores de Avianca (Odeaa) liderados por el capitán José María Jaimes, consideran que el dinero recibido en 2017 por su trabajo es bajo. Esto se debe en gran parte a la Reforma Tributaria que entró en vigencia este año.

Hasta 2016, estos trabajadores eran exentos de pagar impuestos. Sin embargo, la nueva norma retira el beneficio, causando que de entrada sus salarios tengan un descuento del 30%, lo que quiere decir que su costo de vida aumentó 10 veces más que el del resto de los colombianos.

Por su parte, Avianca piensa que las exigencias son absurdas. Según datos manejados por la empresa, cada piloto recibe un salario mensual de $22’700.000, mientras que un copiloto gana $12’500.000. Todo esto alcanza a sumar hasta el 40% de los gastos laborales de la compañía destinado para solo el 10% de los empleados, lo que consideran una cantidad más que justa al ser los mejores pagos del país.

Pero el capitan Jaimes cree que no es justo. Por ejemplo, los pilotos de las regionales de Avianca en otros países llegan a ganar hasta 45% más que los colombianos.

Ante esto, pilotos y aerolínea iniciaron negociaciones para poder llegar a un acuerdo que parezca justo para ambas partes, aunque parece poco probable que suceda en corto tiempo. Mientras tanto, los transportadores decidieron entrar en Operación Cero Trabajo Suplementario, lo cual implica que se limitarán estrictamente a realizar sus labores, sin hacer algún esfuerzo extra de ningún tipo.

Esto podría verse reflejado en el retraso de los vuelos en los próximos días, provocando un gran problema para los viajeros que deciden usar esta aerolínea.