En la actualidad las personas optan por tener en casa distintas mascotas como perros, gatos, y otras poco comunes como hurones, ardillas y demás. Sin embargo, es conocido que en las zonas de campo se tienen cierta cantidad de gallinas tanto para el consumo humano, pero esta idea ha cambiado un poco.

Actualmente varios individuos alrededor del mundo han optado por tener a la gallina no como un animal para el consumo, sino como mascota y que esta haga parte de la familia.

Para ello, varias organizaciones animalistas han lanzado en reiteradas ocasiones campañas en contra del maltrato a estas, además de promover que sus dueños puedan tenerlas en condiciones dignas, o permitir que otras personas adopten a aquellas que son perjudicadas y heridas por sus dueños.

Aunque la gallina pueda ser una mascota peculiar, es importante que se tenga desde que es un polluelo, para que usted sea la primera persona que vea y por ende lo considere su como figura ‘paternal’. Además, tiene la posibilidad de adiestrarla sencillamente, porque lo consideran como de su misma especie.

El animal se va a acomodar rápidamente a su espacio y a usted gracias al cariño que se le brinde, acompañado este proceso de una buena higiene, para evitar cualquier tipo de enfermedad tanto en la mascota como en el humano.

Para tenerlas en casa es recomendable que les adecue un espacio donde puedan caminar libremente, es preferible que sea en un pastizal, ya que sus heces ayudan a nutrir y fertilizar el suelo.

También, se debe tener en cuenta la alimentación de las misma, la cual es a base de algunos granos como el maíz, pero se puede alternar con alimentos especializados para aves de corral. Asimismo, uno de los mayores cuidados para las gallinas, es que tenga sus vacunas al día y en caso de alguna anomalía, se dirija al médico veterinario, para evitar complicaciones.

Entre los lugares que ya tienen a este animal como mascota doméstica, se encuentra New York y Australia. Allí las personas tienen plena consciencia que las gallinas son unas buenas mascotas y se les puede querer como a cualquier otra.

Entre las razas más exóticas y usuales de las gallinas que encuentran un buen hogar están: La castellana negra, pita pinta asturiana, appenzeller, faverolles, entre otras. Cabe aclarar que todas las razas de gallinas tienen un rango de vida comprendido entre los 5 a los 10 años.