La justicia venezolana concedió arresto domiciliario al líder opositor, Leopoldo López, al indicar que tiene “problemas de salud”, según lo informó este sábado La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a través de Twitter.

López permaneció tres años y medio en la cárcel militar de Ramo Verde, luego de ser acusado de instigar protestas callejeras contra el gobierno de Nicolás Maduro. Aunque no se conocen mayores detalles sobre su estado de salud, el TSJ informó que la medida de prisión domiciliaria le fue otorgada el viernes.

La noticia es celebrada por los demás líderes opositores, que exigieron se libere a las más de 100 personas que consideran “presos políticos” en las distintas cárceles del país petrolero.

“Nos da gran alegría que Leopoldo López esté en su casa con su familia. Tiene que darse su libertad plena como a todos los presos políticos”, escribió el líder opositor Henrique Capriles.

Desde que se entregó a la justicia, López se había convertido en el preso más célebre del país, catalogado por sus seguidores como un prisionero de conciencia, pero tildado por el chavismo como un criminal violento.