Foto: Reuters/Albert Gea

El Parlamento catalán se reunirá el lunes a pesar de la suspensión impuesta por el Tribunal Constitucional para impedir que del pleno salga una declaración unilateral de independencia.

En las últimas semanas, España ha estado en los titulares de todos los medios del mundo, pues la tensión que genera el referendo independentista de Cataluña ha despertado todo tipo de críticas, preocupaciones y movilizaciones.

La  situación más reciente y a la que el Gobierno español se oponía rotundamente fue la celebración de un plebiscito el pasado domingo, en el que se conocería la opinión de los españoles respondiendo a la pregunta: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?

Pese a que este referendo se había catalogado como ilegal, pues viola la Constitución de 1978, que no contempla el voto para la autodeterminación de las comunidades autónomas, el Gobierno catalán realizó la consulta en la que declaró que el 90 % de los votantes apoyó la independencia de esta región; sin  embargo, la respuesta del Gobierno español continúa afirmando que esta decisión es imposible.

Mientras tanto, este jueves el Tribunal Constitucional de España ordenó suspender una sesión del Parlamento catalán prevista para este lunes en la que buscan impedir que del pleno salga una declaración unilateral de independencia; sin embargo, y pese a la exigencia, anunciaron que sí se reunirán.

Por lo anterior, y teniendo en cuenta la posición de ambas partes, esta ‘pelea territorial’ continuará siendo un debate en los próximos días, razón por la que Miguel Martínez, docente de la Universidad Externado de Colombia y experto en temas de la Unión Europea, hace un balance de lo qué ha sucedido y sucederá con la actual situación que se vive en España.

¿Qué razones llevaron a que Cataluña se quiera separar de España?

Las crisis económicas despiertan movimientos reaccionarios basados más en emociones que en la realidad. La mayoría de los electores catalanes votaron a favor de los partidos que no estaban a favor de la independencia; sin embargo, por el sistema electoral, los partidos independentistas, que por cierto son ideológicamente antagónicos, obtuvieron la mayoría absoluta en el parlamento catalán. A partir de ahí se dedicaron a sacar todas las leyes necesarias para poder realizar el proceso del referéndum, en contra de la constitución española.

¿Algunas razones políticas?

Los partidos catalanes, sobre todo el extinguido Convergencia i Unió, han tenido durante muchos años desde el inicio de la democracia en España, la capacidad de influir en el Parlamento español. En la actualidad, y desde la segunda elección del presidente Zapatero, perdieron esa influencia a nivel nacional, lo que provocó que empezaran a sonar los gritos de independencia, que siempre habían estado ahí, pero calmados porque influían en los gobiernos nacionales, cuando esa influencia se terminó, optaron por la unilateralidad en donde tenían poder.

Esos supuestos derechos a votar, esas supuestas identidades excluyentes, no son más que excusas para separarse de un estado en el que han perdido toda influencia.

¿Por qué fue declarado ilegal el referendo independentista de Cataluña?

El referéndum para la independencia de Cataluña ha sido una convocatoria ilegal sobre un supuesto derecho a decidir la independencia de un territorio español o un supuesto derecho de autodeterminación. Ilegal porque se ha realizado en el Parlamento catalán y en contra de todas las sentencias que había proclamado el Tribunal Constitucional y que este decidió no cumplir.

¿En qué consiste el derecho de autodeterminación?

El derecho de autodeterminación se creó para una situación concreta, la descolonización de los países que habían sido colonizados por las potencias europeas, Cataluña nunca ha sido una colonia española y nadie nunca la ha declarado como tal, como por ejemplo Gran Bretaña declaró que Gibraltar era una colonia y aún no ha dejado de tener soberanía sobre el peñón.

¿Por qué España busca frenar el referéndum?

El Gobierno español ha frenado el referéndum porque es ilegal. Un referéndum de ese carácter tiene que ser aprobado por el Parlamento Nacional y el Gobierno catalán nunca fue a exponer sus motivos y presentar la propuesta porque sabía que se la iban a rechazar, de la misma manera que habían rechazado el intento independentista del Lehendakari Ibarretxe años atrás.

Entonces, ¿cómo procedió Cataluña?

Como allí no lo iban a aprobar y le iban a maniatar, decidieron hacerlo por su cuenta y al margen de la ley. Eso no quiere decir que en España no haya procedimientos para hacer que la gente vote, lo único, y característico de cualquier democracia, es que se debe hacer bajo los procedimientos correctos. El Gobierno catalán lo que hizo ver es, como no me convienen los procedimientos, pues hago los míos, imaginemos que cada comunidad española hace eso.

¿Cuáles son las consecuencias económicas de que se declare dicha independencia?

La independencia, si se declara, sería de manera unilateral, lo que no tendría ningún efecto puesto que nadie la reconocería, ni siquiera los mismos catalanes. Ni siquiera el Gobierno catalán tendría planeado los siguientes pasos. ¿Qué van a hacer? ¿Cerrar las fronteras? ¿Con qué medios? ¿Qué moneda adoptan? ¿Qué pasaporte? Y así miles de preguntas más que ni siquiera los independentistas tienen claras.

¿Por qué hay preocupación sobre Las regiones de Aragón y la Comunidad Valenciana?

La preocupación de Aragón o la Comunidad Valenciana tiene más que ver con lo que consideran los independentistas qué es Cataluña. En muchos mapas o representaciones, los independentistas hablan de los países catalanes, y en esa configuración aparecen las comunidades de Aragón y Valencia, incluso Murcia y Baleares. Simplemente es una representación de lo que los independentistas más ignorantes tienen sobre lo que es Cataluña.

¿Cuál es el mensaje que esta situación le trasmitiría a toda Europa?

Europa, entendiendo por Europa la Unión Europea, se ha manifestado siempre a favor de la legalidad y solo va a reconocer al Gobierno español como legítimo. Esa era otra estrategia del Gobierno catalán, provocar esta situación para que hubiera intervención de la UE después y legitimar así su posición independentista; sin embargo, la UE no se mete en los asuntos internos y considera a España un estado democrático consolidado y nunca se va a poner a favor de la desintegración del mismo. De hecho, en la sesión que se realizó hace pocos días en el Parlamento europeo, los únicos que defendieron la posición del gobierno de Cataluña, fueron los ultraderechistas ingleses de los partidos que provocaron el Brexit.

Daniela Rangel R.
Periodista Canal Capital