Tostao’ Café y Pan se ha tomado Bogotá. Es cada vez más usual encontrar una de estas tiendas en cualquier parte de la capital: desde la Zona T hasta Soacha o Suba.

Su rápida expansión ha llamado la atención de los capitalinos, quienes comparan su crecimiento con el de las Tiendas D1, Justo y Bueno o Subway. De hecho, en 2016, ‘Tostao’ amplió su mercado a 86 tiendas en toda Bogotá y en 2017 espera abrir 12 puntos de venta al mes y expandirse a otras ciudades de Colombia.

Su éxito se debe a un modelo de bajo costo diseñado específicamente para Colombia.  Se quiso potenciar el mercado del café y pan en un país que, aunque se considera cafetero y panadero, tiene un bajo consumo de estos productos.

La compañía panameña Bakery Business International, creada en marzo de 2014, es la dueña de Tostao’ Café y Pan y fue quien encontró el secreto del éxito. Luego de investigar el mercado, se dieron cuenta de que aunque los colombianos tienen preferencia por consumir café y productos de panadería, los altos costos de los mismos suelen desalentarlos; sobre todo teniendo en cuenta la desaceleración económica del país y el bajo nivel de ingresos de gran parte de la población.

Michel Olmi es uno de los fundadores de Bakery Business International (BBI); explicó para la revista Dinero que “no es que se trate de un negocio que no existiera; queríamos un formato con un esquema de precios que llegue a una base mucho mayor de consumidores. Con eso no se necesita mayor crecimiento económico, solo atender ese gran mercado”.

Michel Olmi es, además, uno de los fundadores de las Tiendas D1, antes de que Koba International Gruop fuera vendido a Valorem, del grupo Santodomingo y él se retirara de la compañía. Posteriormente se vinculó al Grupo Rebe, inversionistas de Mercaderías S.A.S, creadora de Justo & Bueno.

El Grupo Rebe también es inversionista de Bakery Business International.

El equipo de mercadeo de BBI visitó diferentes modelos de panadería en Europa y Estados Unidos y ferias de tecnología e investigaron en productos y modelos de negocio para desarrollar un modelo que democratizara el consumo de café y pan, pero que al mismo tiempo cumpliera con los estándares de calidad y frescura.

Luego de esta investigación, en diciembre de 2015 se instalaron dos tiendas para probar la acogida y el periodo de prueba terminó en marzo, cuando BBI autorizó el plan de expansión de Tostao’.

“Desde el inicio queríamos reivindicar el tema del café y pan en Colombia, con unos precios que consideramos que son muy justos para el mercado. Lo segundo, es que es un concepto de tiendas que no tienen estratos”, explicó Pedro Gasca, orientador general de BBI en Colombia.

En 2016, la compañía creo 86 puntos de venta y en febrero de 2017 alcanzó las 100 tiendas en Bogotá. Cada tienda genera de 3 a 5 empleos y sus ventas crecen alrededor del 65% cada mes.

Por este rápido crecimiento, la alianza inicial de Tostao’ y Justo & Bueno, en la que cada café estaría al lado de una tienda, tuvo que ser cancelada. El mercado no creció en la misma medida.

Los productos de Tostao’ Café y Pan tienen dos orígenes. Los productos de panadería son importados desde España, transportados con una tecnología de ultracongelación que permite que se mantengan frescos, y horneados diariamente en cada tienda. El café proviene de una alianza con la compañía colombiana Café Kumanday.

Café Kumanday es un proveedor de café de calidad superior, con amplia experiencia en el mercado, que selecciona su café en origen a cooperativas de caficultores y tiene su tostadora en Manizales y una unidad de negocio de producción y exportación del grano en Colombia.

Además, Tostao’ Café y Pan tiene alianza con la empresa colombiana Frankfeld, una empresa que creó la bebida relajante Free Mind, elaborada a partir de ingredientes naturales. Esta compañía tiene un compromiso social claro e invierte el 50% de sus utilidades en La Guajira.