El exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, que espera un fallo de la Corte Suprema de Justicia por parapolítica, hizo oficial este miércoles su inscripción como militante del Centro Democrático en un acto público en el que cuestionó la situación de la economía del país y el proceso de paz.

“He decidido hoy dar el primer paso para presentar mi nombre y competir, con la altura y la lealtad que han caracterizado siempre mis actuaciones, en la construcción de la gran coalición que lideran los presidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, en la que ya participan figuras de altísima calidad intelectual y moral”, manifestó Ramos a los medios de comunicación.

Asimismo, indicó que se siente con la experiencia, con los conocimientos y con la fortaleza de carácter necesarios para gobernar a Colombia, lo que deja entrever su intención de aspirar a la presidencia en el 2018, sin embargo esto aún no es oficial.

Luis Alfredo Ramos aún aguarda el fallo absolutorio por parte de la Corte Suprema de Justicia, en el proceso que le adelanta hace cuatro años por parapolítica y por el que pasó tres años y tres meses privado de la libertad en una guarnición militar en Bogotá.
Cabe recordar que la Procuraduría General de la Nación pidió un fallo absolutorio ante la falta de pruebas en su contra.

Según el Ministerio Público, en los testimonios recolectados no se demuestra plenamente que Luis Alfredo Ramos haya incurrido en el delito de concierto para delinquir y tampoco se puede demostrar que haya recibido dinero para apoyar el proyecto de ley de justicia y paz, tal como lo querían los exjefes paramilitares.

El Ministerio Publico aclaró a la Corte Suprema de Justicia que no desestima las pruebas recolectadas, pero sí que estas no son contundentes para demostrar la culpabilidad del exsenador Ramos Botero.

Por su parte, el Centro Democrático manifestó que Ramos ha hecho parte del Centro Democrático desde su fundación y que en 2013, cuando era uno de los precandidatos a la presidencia, fue encarcelado por “falsos testimonios”.