En horas de la noche de este lunes la precandidata presidencial Marta Lucía Ramírez denunció un robo en su casa, ubicada en la vía La Calera. Los ladrones habrían amordazado a dos de sus empleados.

“No estábamos en la casa, cogieron a las dos personas que trabajan con nosotros, los amarraron, les pegaron en la cara y se llevaron todo lo de valor”, expresó la exministra Ramírez.

Ante esto, la aspirante a la presidencia en el 2018 aseguró que esta situación pudo haberse evitado si todavía mantuviera el esquema de seguridad que le fue quitado hace casi dos años.

De igual forma, afirmó que uno de sus empleados fue golpeado fuertemente en el rostro, por lo que tuvo que ser llevado inmediatamente al Hospital San Ignacio, en Bogotá.
Ramírez agregó que los delincuentes estaban en busca de ella y de sus familiares quienes en ese momento estaban fuera de la casa: “Los ladrones preguntaban qué dónde estábamos nosotros, qué a qué hora llegábamos”.

Fueron seis hombres fuertemente armados los que llegaron a la vivienda. Las luces estaban apagadas y la puerta abierta. Al interior se encontraban muebles, prendas de vestir y diferentes elementos tirados en el suelo. Así mismo estaban los armarios y diferentes cajones abiertos.

La exministra cuenta que permanece hace casi dos años sin esquema de seguridad, caso que según ella informó directamente al presidente Juan Manuel Santos, al Ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, el Ministro del Interior Guillermo Rivera, y a su antecesor, Juan Fernando Cristo.

Marta Lucía Ramírez asegura que se le informó que su caso iba a ser trasladado a la Unidad Nacional de Protección, sin embargo hasta la fecha no se le ha brindado. Por su parte, la UNP afirma que nunca se le ha quitado el esquema, pero que su obligación es la protección personal más no de las propiedades.