Familias desplazadas Colombia
Foto de: Reuters - ALAA AL-FAQIR

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció que un total de 142 familias, que suman 451 personas del Resguardo Indígena Awá de Inda Guacaray en Nariño, fueron desplazadas por hechos violentos ocurridos en los últimos tres meses.

Estas cifras revelan que casi la totalidad de los integrantes de este resguardo ubicado en el corregimiento de Llorente en Tumaco, tuvieron que salir de su comunidad por la violencia en esta zona del país.

En noviembre pasado, en la comunidad Villa Hermosa, una persona fue asesinada y siete más fueron secuestradas, de las cuales cuatro siguen desaparecidas. Estos hechos fueron perpetrados por un grupo armado ilegal que opera en la zona, lo que ocasionó el desplazamiento de 85 familias, que representan 261 indígenas Awá de este resguardo.

A finales de diciembre otras 57 familias tuvieron que huir luego de que hombres armados pertenecientes a grupos ilegales dispararon al aire ráfagas de fusil. Los nativos se ubicaron a lo largo de la carretera que conduce a Tumaco.

La ONIC afirma que estos dos episodios ocasionaron “el desplazamiento forzado de 90% de hermanos y hermanas indígenas”.

La organización denunció, además, otros hechos en inmediaciones del territorio indígena Awá, como un asesinato registrado el pasado domingo 4 de febrero en el Resguardo Inda Guacaray, o el reclutamiento forzado que grupos armados ilegales realizan en los resguardos de Peña a la Alegría, la Brava, Inda Guacaray, Inda Sabaleta y Gran Rosario.

“Exigimos a todos los actores armados respeten el territorio, la autonomía y la cultura, nos declaramos un pueblo de paz, no queremos que nos involucren, ni involucrarnos en este conflicto armado”, señala la ONIC en un comunicado.

En la nota de prensa, firmada por los cabildos indígenas Awá, estos le exigen al Estado colombiano tomar las medidas necesarias para evitar estos hechos y que atienda a los afectados.

En alianza con Anadolu