Con la participación de 65 bandas nacionales e internacionales se realizó esta 1, 2 y 3 de julio la edición 23 de uno de los conciertos de rock más importantes de Latinoamérica. Luego de tres días plenos de diversidad, de múltiples sonoridades, estéticas, ritmos, visiones y propuestas musicales se dejó claro que el rock vive, vibra y evoluciona en la ciudad.

Según confirmó Idartes, este año quedó demostrado nuevamente que Rock al Parque es un espacio de convivencia y que fomenta la tolerancia entre las diversas culturas, por lo que se destacó el buen comportamiento de los al menos 180.0000 ciudadanos que asistieron a este Festival.

Adicionalmente, en esta edición 23 de Rock al Parque se destacó la presencia de 35 “emprendedores con el arte” que alcanzaron más de 150 millones en ventas y encontraron en él un escenario para sus productos y un espacio especial con una variada oferta gastronómica y de artículos coleccionables.

Este lunes, tercer y último día del Festival, contó con la participación de 80.000 personas, pues su emblemático cierre estuvo a cargo del cantante puertorriqueño Robi Draco Rosa, que después de 20 años de haber pisado la tarima de Rock al Parque volvió con sus grandes éxitos.

“Tienen un país lleno de una magia y de un amor espectaculares; cada vez que llego a Colombia me siento en casa y se los agradezco mucho”, dijo Draco Rosa al filo de las 10:00 p.m., poco antes de terminar su presentación.

Rock al Parque 2017  fue además un escenario para programadores y periodistas extranjeros. Durante los tres días del festival más de 87.100 personas visitaron la página institucional de Rock al Parque, superando el total de visitas en versiones anteriores y miles de personas lo vivieron gracias a la transmisión en vivo que realizaron el Canal Capital, Canal 13 y Radiónica.