Desde tempranas horas de la mañana, al menos 50 personas dedican su jornada laboral para supervisar el buen funcionamiento de TransMilenio en la ciudad.

La frecuencia de los articulados y la seguridad dentro de los portales y estaciones son algunas de las prioridades de estas personas, que pasan al menos 14 horas diarias monitoreando el sistema.

Dicha labor, se realiza a través de las cientos de cámaras que están ubicadas en estaciones y portales de TransMilenio, desde estas también es posible evidencias los puntos más cítricos del sistema para así darle solución a la movilidad de los cerca de dios millones de usuarios que a diario utilizan este medio para transportarse por Bogotá.