Esto, gracias a una tutela instaurada por los padres de un niño, al que la vida no le alcanzó para recibir la buena noticia de que podía decidir cuándo se quería morir.

“Un niño de 13 años con una parálisis cerebral congénita, con un daño pulmonar y una escoliosis en su columna y un daño cerebral que le producía muchas convulsiones” señaló Carmenza Ochoa – Presidente Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente.

La complejidad de la enfermedad, hizo que el niño adquiriera otras patologías igualmente graves, por lo que sus padres pidieron una muerte digna y así poder terminar con el dolor que por años había soportado.

“Se la niegan porque es un niño y la corte no había reglamentado en niños, entonces ponen una tutela para decir que el niño también debe tener derecho a tener una muerte digna y no a ese sufrimiento que está teniendo”, agregó Carmenza Ochoa.

Este argumento, que validaron los magistrados, de ahora en adelante sentará un precedente a la hora de solicitar la muerte.

“No es justo que por ser un niño tenga que sufrir y le digamos que por ser un niño te toca sufrir, tenemos que protegerte cuando tengas 18 años tenemos derecho a ayudarte, eso es absolutamente cruel, reiteró Ochoa.

El dilema ahora está en definir cuál es la edad en la que un niño podrá decidir cómo grande, cuál va a ser su último día en esta tierra.

Cuatro meses tiene el ministerio de salud para expedir una reglamentación sobre el derecho fundamental a la muerte digna en los menores de edad, que debe cumplir con los requisitos que ya había especificado la corte.

“Ojalá que el legislador, cuando llegue el vacío no la reglamente en extremo, pero lo cierto es que los requisitos deben ser que sea enfermedad terminal, que sea un sufrimiento innecesario que atente contra la dignidad de la persona y que haya un consentimiento”, destacó Juan Manuel Charry, abogado constitucionalista

Colombia se convertirá en uno de los pocos países en permitir la eutanasia para menores de edad, pues los únicos en aplicarla son Bélgica, en donde se eliminó la restricción de edad en el 2014, y Holanda, en donde está permitida la muerte asistida en niños de 12 a 17.

Ahora, la superintendencia de salud tendrá que tomar medidas para garantizar el derecho a quienes quieran pasar a mejor vida.