En marcha Segunda Fase del Plan Éxodo, un millón de vehículos se movilizan hoy en el país

La Policía Nacional está preparada para la Segunda Fase del Plan Éxodo de la Semana mayor, calculando una movilidad para el miércoles santo de un millón de vehículos, para lo que desplegó un dispositivo de 23 mil policías en las carreteras nacionales, quienes garantizarán la movilidad y la seguridad vial de los viajeros.

Es necesario destacar que la articulación de acciones de prevención y el control policial han sido determinantes para la disminución histórica de la accidentalidad en carreteras.

En la primera fase de la estrategia institucional: Por una Semana Santa Segura y en Paz, la accidentalidad se redujo en 72 %, sobresale la disminución de las muertes en accidentes de tránsito; se pasó de 107 fallecidos el año anterior a 30 este año (77 vidas salvadas).

Lograr esa cifra implicó la ubicación y sanción de 4.274 infractores, especialmente motociclistas (803), vehículos en mal estado mecánico (589), adelantamiento en sitio prohibido (170) y transporte pirata (184).

La Policía también se desarrolló un trabajo de control con aquellos conductores que conducen bajo la influencia del alcohol.

Así, durante la Semana Mayor han sido inmovilizados 150 conductores ebrios. De esta manera se han evitado numerosos accidentes, puesto que un conductor embriagado tiene 140 veces más posibilidades de accidentarse que uno en condiciones de sobriedad.

Los efectos inmediatos del alcohol sobre el cerebro son depresivos o estimulantes, dependiendo de la cantidad consumida. En cualquiera de los casos, el alcohol perjudica la capacidad de discernimiento, torna los reflejos más lentos y reduce la atención y la agudeza visual. En el aspecto fisiológico, el alcohol disminuye la presión arterial y deprime la conciencia y la respiración.

Por último, Policía Nacional hace una invitación respetuosa a los colombianos para que la Semana Santa sea una época de reflexión y recogimiento familiar y no un escenario de peligro por culpa del alcohol.