El exfutbolista colombiano Marco Coll, autor del único gol olímpico marcado en un campeonato mundial, murió a los 81 años como consecuencia de problemas respiratorios en una clínica de la ciudad de Barranquilla, informaron el martes sus familiares.

Coll anotó el histórico gol en el Mundial de Chile 1962 en el empate que logró Colombia 4-4 ante Unión Soviética, venciendo el arco de Lev Yashin, considerado uno de los mejores del mundo y a quien apodaban “La Araña Negra”.

“Ese gol sirvió para que el mundo conociera que había un país llamado Colombia. Yo nunca intenté marcar un gol olímpico. Ni antes, ni ese día ni después. Pienso que es difícil. Por eso creo que ese gol fue obra de Dios”, declaró Coll en una entrevista en la que recordó su hazaña.

La muerte del exfutbolista se produjo el lunes por la noche en una clínica a donde había ingresado el mes pasado por una neumonía.

Coll, quien jugaba como mediocampista, comenzó su carrera como futbolista en 1952 en el Sporting de Barranquilla. Luego jugó en Independiente Medellín, Platense de Argentina, Tolima, Bucaramanga, Cali, Irapuato de México y Junior, equipo en el que se retiró en 1971.