Luego de dos días de estar internada en la unidad de cuidados intensivos y a la espera del suministro de un medicamento, una mujer de 34 años y de 38 semanas de gestación falleció en el Hospital El Tunal el pasado 8 de mayo.

Según ha referido la Personería de Bogotá, la causa de muerte de esta persona se debió a una presunta negligencia médica, pues hasta donde se conoce este medicamento que le debía ser suministrado es esencial en los servicios médicos y no lo había.

“Nos preocupa mucho que este evidenciada la falta de disponibilidad de este medicamento en el servicio de la unidad de cuidados intensivos en donde fallece la paciente”, agregó Juan Pablo Contreras, personero delegado para la Coordinación de Veedurías.

Ante esta situación, este organismo de control, le pidió al secretario de Salud, Luis Gonzalo Morales, que en su facultad de inspección, vigilancia y control abra un proceso de investigación por estos hechos.

Sin embargo, en los últimos minutos el Hospital El Tunal se pronunció sobre lo ocurrido con el siguiente comunicado asegurando que a la paciente se le había practicado una cesárea cinco días antes de su fallecimiento.

“A la paciente le fue ordenado sulfato de magnesio, el cual siempre estuvo disponible en la canasta de código rojo del piso, tal y como consta en la nota de la historia clínica. La paciente evoluciona hacia el control de cifras de tensión arterial”, agrega el comunicado emitido.

Finalmente, asegura que el 5 de mayo la paciente presentó cuadro convulsivo, pérdida del conocimiento y un paro cardiorespiratorio, por cual fallece y se solicita una realizar una necropsia, pues se desconoce la verdadera causa de su muerte.

“Por protección a la privacidad de la historia clínica no se revelarán más datos de la paciente ni información de la atención prestada. Por lo tanto, el caso se encuentra en análisis por parte del Comité de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría Distrital de Salud. Una vez se determinen las causas y circunstancias del fallecimiento de la paciente, se tomarán las medidas a que haya lugar”.

Por lo anterior, los hechos son materia de investigación hasta que se confirme la verdadera causa de la muerte de esa mujer.