Niños de Nigeria
Foto de: Anadolu - Gökhan Kavak

Los estudiantes de escuelas musulmanas en Nigeria, en lugar de usar cuadernos o tabletas digitales, usan las llamadas “icen aduwa” o tablillas hechas con madera.

Esta práctica hace parte de una tradición para preservar los recursos y por ello, en lugar de tinta, usan un producto que se obtiene hirviendo azúcares con agua durante un tiempo prolongado.

Adamu Hamza, profesor de la escuela islámica, aseguró que esta tradición ha permitido que la educación resista el paso del tiempo: “Esto ha graduado a cientos de estudiantes de las madrasas. Actualmente tenemos más de 200 estudiantes”.

El docente cree que sus estudiantes pueden aprender más rápido con tablillas de madera y que también resulta más resistente y útil que otros materiales como el papel.

Agregó que en muchos lugares de Nigeria, las personas ya se acostumbraron a usar este sistema de enseñanza y aprendizaje.

“En realidad no es difícil escribir algo en la tablilla. Usamos lo que llamamos “tawada”, en la lengua hausa, que es la tinta para escribir y se hace de una preparación de agua con azúcar”, contó Isah Tanimu, el primer estudiante de la madrasa.

Los estudiantes de la madrasa empiezan con el alfabeto en hausa o “Baki”. Los estudiantes que aprenden el alfabeto Baki luego empiezan a leer de manera activa y memorizan los versos del Corán.

Taminu expresó que “un estudiante aprende un verso en un día y una vez lo memoriza, pasa a otro verso”.

En alianza con Anadolu