Este miércoles, la Alcaldía de Bogotá hizo entrega de la segunda cocina móvil que opera en la ciudad, esta vez beneficiando a cerca de mil estudiantes del colegio Nicolás Esguerra, en la localidad de Kennedy.

Con este comedor, los estudiantes tendrán acceso a comida caliente y de óptima calidad gracias a los sistemas de aislamiento, almacenamiento, preparación y distribución de los alimentos.

A esta entrega se suman otros cuatro comedores, entre ellos, en los colegios La Palestina (Engativá), Julio Flórez (Barrios Unidos) y República de EE. UU. (Rafael Uribe Uribe).

Con la apertura de estos comedores, Bogotá cuenta actualmente con 128 comedores que operan en las 20 localidades de Bogotá y con los que han beneficiado más de 163.000 niños y jóvenes.

“Invertimos más de 500.000 millones de pesos anuales para que cada vez más estudiantes reciban alimentación de la mejor calidad en sus colegios. Confirmamos que las niñas y los niños son la máxima prioridad de nuestra administración y, además, que la ciudad avanza satisfactoriamente en el alistamiento de los ambientes de aprendizaje para las jornadas única y extendida”, aseguró el alcalde Enrique Peñalosa.

Se espera que en lo que resta de 2017 se entreguen 4 cocinas móviles de última generación y un comedor escolar más a colegios de localidades como Usaquén, Engativá, San Cristóbal y Fontibón, para un total de 133 en toda la ciudad.