Se trata de la unidad residencial Torres de Santa Lucia (Usaquén), donde se registró una fuerte explosión el domingo en la madrugada.

La emergencia tuvo lugar en la torre 2 del conjunto, donde se vieron afectados 64 apartamentos, 62 fueron valorados y 2 quedaron pendientes. La explosión fue generada por gases producto de la acumulación de basura en el shut.

Funcionarios de IDIGER han estado acompañando a los afectados e hicieron presencia en sector para coordinar acciones de apoyo para la instalación de plásticos en las ventanas, para el registro de afectados, reporte de heridos y traslados, tramite de atención para las familias evacuadas y el retiro de escombros al interior del edificio, que se hizo de manera manual con ayuda de Bomberos, Policía Nacional y Defensa Civil.

Las autoridades ya hicieron la valoración estructural del edificio y determinaron que los pisos con mayores daños son el 16, donde hay grietas en el piso que comprometen su estabilidad y en el 18, donde hay un muro que presenta riesgo por separación de juntas verticales y horizontales. Un tema sí es claro: la torre de apartamentos no presenta riesgo de colapso.

El censo realizado determinó que los hogares afectados fueron 80, conformados por 209 adultos y 74 niños que salieron afectados con la explosión, a ellos IDIGER les entregó 80 kits de limpieza y 88 tejas. Por su parte la Cruz Roja les ha estado brindando apoyo psicosocial.

Por su parte la Secretaria de Salud valoró a 47 personas, de las cuales 17 fueron remitidas a distintos centros de salud de la ciudad.

En el lugar de los hechos también hizo presencia el cuerpo investigativo de la Fiscalía – CTI quienes descartaron que esta emergencia haya sido producto de un artefacto explosivo.

La autorización de ingreso al edificio se realizará una vez se terminen de instalar los plásticos en las ventanas, sin embargo cabe resaltar que por las afectaciones que comprometen la habitabilidad no es viable permanecer en los apartamentos.

De este punto serán encargados la administración del edificio y las aseguradoras, que deberán determinar el momento adecuado para que las familias vuelvan a habitar sus viviendas.

Durante la mañana de este lunes el cuerpo de Bomberos, Defensa Civil, IDIGER, Alcaldía Local y LIME continúan trabajos de instalación de ventanas y recolección de escombros.