Luego de destacar las enérgicas reformas y el sólido marco macroeconómico de Colombia, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) proyectó un crecimiento de 2,2% para el 2017 y de 3% para el 2018, y lo exaltó como uno de los más altos de la región.

“La economía colombiana ha sido más resistente que otros países latinoamericanos a la reciente caída de los precios de las materias primas, y sigue siendo una de las más fuertes de la región”, indicó la más reciente encuesta del organismo.

El país se encuentra en proceso de acceder a la Ocde, que promueve las mejores prácticas para mejorar el bienestar económico y social de los países.

El sondeo revela que las importantes reformas y las políticas económicas emprendidas han ayudado al país a adaptarse a los choques externos, e instó al país a incrementar la productividad, mejorar el entorno empresarial y hacer que el crecimiento sea más inclusivo.

La encuesta fue presentada por el Director de Estudios de País de la OCDE, Álvaro Pereira y por el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

“Gracias a las enérgicas reformas ya un sólido marco macroeconómico, Colombia ha sido extremadamente resistente a los vientos externos a medida que el auge de los productos básicos terminó”, dijo Pereira.

“El reto en adelante es entregar mayores ingresos y bienestar a todos los colombianos. El acuerdo de paz sin duda impulsará el crecimiento económico y la creación de empleo. Sin embargo, para que el crecimiento sea más inclusivo, Colombia también debe lograr mejores resultados educativos, atraer más gente a la economía formal, invertir en infraestructura para el futuro y reducir las barreras a la competencia”, precisó.

La Encuesta establece que la aplicación continua de la reforma tributaria de 2016 ayudará a la economía a ajustarse a la baja de los precios del petróleo y a reducir la dependencia presupuestal de los ingresos del crudo.