Aumento del número de turistas nacionales e internacionales que visitarán la ciudad para estas fechas, además de un importante incremento en la ocupación hotelera son solo algunos de los aspectos a destacar que traerá este importante acontecimiento.

Solo en materia hotelera se espera que la ocupación en la ciudad alcance el 85 por ciento.

Esto, ya que se prevé la visita a la ciudad por turismo religioso de más de 700.000 personas de ciudades cercanas y de municipios de Cundinamarca, Boyacá, Huila y Tolima.

De acuerdo con cifras oficiales, de estos 700.000 visitantes que se tiene proyectados, un poco más del 3,4 por ciento, serán turistas de otras nacionalidades, es decir, cerca de 23.000 peregrinos.

Bogotá sería la ciudad que recibiría más visitantes, seguida de Villavicencio con 500.000, Medellín con 176.000 y Cartagena cerca de 100.000 entre extranjeros, nacionales y cruceristas.

En materia económica se espera que la capital colombiana reciba ingresos cercanos a los 30 millones de dólares. Esto, representado principalmente en los gastos de los residentes bogotanos, visitantes de regiones aledañas y turistas.

Además, se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) trimestral se incremente en cerca de 0.4 puntos.