México y Estados Unidos impulsan una condena contra el Gobierno venezolano por el manejo de la crisis política y económica en el país sudamericano, en el último día de la asamblea general de la Organización de Estados Americanos, dijeron el miércoles fuentes a Reuters.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los 34 países de la OEA fracasaron el lunes en llegar a un acuerdo sobre una resolución relativa a la crisis en Venezuela, donde al menos 75 personas han muerto en más de dos meses de protestas.

Ahora, un grupo de naciones encabezado por Estados Unidos, México y algunos aliados regionales, intenta incluir una declaración sobre el país sudamericano dentro de una resolución más general sobre los derechos humanos, según dos funcionarios cercanos a las conversaciones a puerta cerrada.

Una declaración enérgica que critique al Gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro podría generar otra confrontación con la ministra de Relaciones Exteriores Delcy Rodríguez, quien ha luchado con fuerza en todo intento de reprender a su nación durante la asamblea.

Veinte países respaldaron el lunes un proyecto de resolución sobre la crisis en Venezuela, que quedó por debajo de los 23 votos necesarios. Pero según las reglas internas de la OEA, sólo se necesitarían 18 votos si los comentarios sobre Venezuela se suman a una resolución más amplia que ya esté sobre la mesa.

Es una señal de que Venezuela puede estar perdiendo respaldo, 10 resoluciones que el Gobierno de Maduro presentó el lunes, minutos antes de plazo, fueron rechazadas unánimemente para ser discutidas el martes, dijo una fuente en la OEA y otra de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

Maduro acusa a los opositores de buscar su derrocamiento con el apoyo estadounidense y ha pedido la creación de una Asamblea Constituyente, con poderes para reformar la Constitución, en una votación programada para finales de julio.