Pese a las advertencias realizadas por la Defensoría y el despliegue de acciones por parte de las autoridades en varias regiones del país, la Entidad ha constatado que la situación de riesgo persiste.

Hasta el 5 de julio de 2017 se han reportado 52 homicidios contra líderes y defensores de derechos humanos en el presente año, con lo cual el consolidado de homicidios entre el 1 de enero de 2016 y el 5 de julio de 2017 es de 186 casos.

Negret Mosquera se mostró preocupado por los cinco homicidios selectivos contra miembros de las Farc que se han presentado durante el proceso de dejación de armas y reincorporación, pese a los esfuerzos del Gobierno para brindarles protección ante las acciones de grupos armados ilegales que buscan atentar en contra de sus derechos.