¿Cómo pintarías a la Colombia de tus sueños? Esa es la pregunta que se realizó a centenares de niños que hicieron parte de “PAZa la página”.  Dibujos llenos colores, en el que las palomas, los árboles, ríos, familias felices fueron los que predominaron. Estos fueron momentos cautivadores para Sebastián Sánchez y todos los integrantes de “PAZa la página”. Esto les ratificó que los niños son el camino para construir la paz.

PAZa la página es un escenario juvenil de difusión y reflexión sobre los seis Acuerdos de Paz, en el cual se implementan diferentes mecanismos de tipo pedagógico, participativo y tecnológico. En este proyecto se comprometieron jóvenes entre los 18 y 26 años de edad, con diferentes gustos, talentos y profesiones;  abogados, ingenieros, estudiantes de comunicación social, ciencias políticas, derecho, entre otras, eso sí con el mismo propósito: ser líderes en la construcción de paz y el esclarecimiento de los acuerdos de forma pedagógica.  

El proyecto comprendía tres etapas fundamentales; la primera es “PAZa al Aula” donde los niños desde los 9, hasta los 16 años, eran los protagonistas. Cuentos infantiles, estaciones con exposiciones interactivas y formación de grupos para crear posibles soluciones a diferentes casos de guerra, fueron las actividades que se desarrollaron en esta primera fase.

En la segunda etapa, “PAZa al parque; las plazas principales fueron el escenario principal para enseñar a niños, jóvenes y adultos, a través de actividades interactivas como el dibujo, juegos de roles y trabajo en grupos pequeños, para que todo el público participará activamente en el proceso. Una de las actividades fue el show de marionetas, una obra en el que sus cuatro personajes; El ciudadano, el guerrillero, el paramilitar y el gobierno,  demostraban como se puede construir paz desde cada ciudadano.

La tercera etapa, “PAZa a la Mesa”, se llevó a cabo en el salón Luis Carlos Galán en el Congreso de la Republica, allí se escucharon a víctimas, expertos, líderes y políticos. En seis mesas de trabajo se evaluaron los acuerdos de paz, sus fortalezas y debilidades, eran debatidas para luego ser expuestas ante los integrantes de las otras mesas.

Finalmente, estaba “PAZa la voz”, una fase para la recolección de todas las experiencias y  actividades a través de un documental que permitiera revivir cada experiencia.

La iniciativa fue premiada por la ONU como mejor proyecto interdisciplinar para la construcción de paz, y uno de sus líderes, Julián Rodríguez, fue galardonado como mejor voluntariado nacional y escogido como representante del proyecto en Nueva York (EE. UU.).   

Los triunfos han sido muy importantes, pero lo más significativo ha sido el crecimiento personal y profesional de cada uno de los integrantes de “PAZa la página.

“Muchos jóvenes se preguntan ¿por qué seguimos escogiendo a los mismos políticos? Pero la pregunta correcta sería ¿Qué tengo qué hacer para que  la gente no siga escogiendo a los mismos? Nosotros podemos transformar nuestro país, los jóvenes no podemos dar la espalda o peor aún decir que el postconflicto no nos compete, todo lo contrario”, afirma Sebastián Sánchez, integrante de “PAZa la página”.

Añade además, que los jóvenes son los encargados de proponer y  generar espacios de participación, que permitan cambiar una cultura de violencia, en una de reconciliación, esperanza y paz para nuestro país. 

Las ideas de este grupo no paran y su crecimiento los impulsa a tener nuevos retos,  es por eso que al termino de seis meses le apuestan a un “Laboratorio de Ingeniería cultural” que tiene como objetivo principal brindar la oportunidad a otros grupos en proyectos innovadores  que aporten al desarrollo social, urbanístico o político de Colombia.

Diana Reyes

Periodista Digital