El portavoz de Pelé negó el viernes los reportes que señalaban que un desmayo por cansancio había obligado al exfutbolista brasileño a cancelar un viaje planificado a Londres este fin de semana, como había informado más temprano la Asociación de Escritores de Fútbol (FWA, por sus siglas en inglés).

El asesor personal del tricampeón del mundo, José Fornos Rodrigues, sostuvo que “no viajó solamente porque la ida y vuelva a Londres para un homenaje sería muy estresante.

La FWA tenía previsto celebrar el domingo una cena en honor de Pelé en el hotel londinense Savoy, pero informó que el brasileño de 77 años, considerado por muchos como el futbolista más importante de la historia, no podría estar presente a raíz de su estado de salud.

“En las primeras horas de la mañana del jueves, Pelé se desplomó y fue llevado a un hospital en Brasil, donde ha sido sometido a una serie de exámenes que parecen indicar un agotamiento severo”, dijo la FWA en un comunicado.

“Afortunadamente, no hay sugerencia de algo más serio que cansancio”, agregó.

Pelé, el único futbolista que ha ganado tres mundiales, ha sido hospitalizado por problemas de riñón y próstata en los últimos años. También se sometió a una cirugía de cadera.

Edson Arantes do Nascimento, el verdadero nombre del exfutbolista, fue visto en una silla de ruedas en su última aparición internacional en diciembre en Moscú en el marco del sorteo para la Copa del Mundo de este año.