Un reciente estudio publicado por Aidé Gómez,médica veterinaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierte sobre los riesgos a los que están expuestos los perros y gatos de Ciudad de México, debido a los altos niveles de contaminación que se presentan en la capital del país azteca.
Constantemente, la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) publican informes sobre los efectos nocivos de la contaminación en el bienestar y salud de los seres humanos. Enfermedades respiratorias, fiebre amarilla, hepatitis, cáncer pulmonar, entre otras. En el caso de los animales, según el estudio revelado por la médica veterinaria mexicana, pueden perder el sentido del olfato.
“El olfato es uno de los sentidos más importante tanto para perros y gatos, ya que les permite familiarizarse con su entorno, identificar alimentos, personas, seres vivos, incluso hasta para reproducirse hacen uso de él […] que se esté presentando esta problemática es sumamente grave”, afirmó Aidé Gómez, médica veterinaria autora del preocupante informe.
Ante las conclusiones de este estudio, la veterinaria enfatiza en la importancia de que los mexicanos cuiden a sus mascotas, y eviten que estas se encuentren periodos de tiempo prolongados en las calles debido a los altos índices de polución que se encuentran a lo largo y ancho del Distrito Federal.
El estudio que fue realizado en perros y gatos de todas las edades arrojó que con el paso del tiempo, los animales que se ven expuestos a estas condiciones, desarrollan enfermedades respiratorias y pierden su sentido del olfato. Ante esta problemática, los diferentes movimientos animalistas de Ciudad de México, han iniciado campañas en pro del cuidado y protección de los perros y gatos que se encuentran en situación de calle, ya que son ellos quienes están en mayor riesgo.
Por lo pronto, estos movimientos extienden la invitación a personas y otras organizaciones a que se vinculen a esta iniciativa, ya que una mortandad masiva de animales se puede convertir en un problema de salud pública que afectaría el bienestar de los habitantes de Ciudad de México.
Tomada de KienyKe.com