Reuters

La policía catalana anunció el martes que acordonó y evacuó la célebre iglesia de la Sagrada Familia en Barcelona, como parte de una operación antiterrorista en la que también envió una escuadra antibombas para revisar una furgoneta sospechosa estacionada cerca de la famosa construcción.

La policía dijo en Twitter que está realizando registros en el lugar, de gran atractivo turístico, y pidió a la gente que evite acercarse al lugar mientras desarrolla el procedimiento.

Asimismo, indicó que estaba desalojando los comercios cercanos.

Barcelona sufrió el mes pasado un ataque de militantes islamistas, que atropellaron a varias personas con una furgoneta en la zona turística de Las Ramblas.

La Sagrada Familia, diseñada por el arquitecto español Antoni Gaudí, atrae a millones de turistas al año.