La Asociación Colombiana de Medios de Información manifestó preocupación por un fallo de la Corte Suprema de Justicia en el que no amparó el derecho a la reserva de la fuente y al secreto profesional del periodista en un proceso “por supuesta responsabilidad extracontractual frente a un particular mencionado en una nota periodística” realizada por Publicaciones Semana.

El caso se presentó por un artículo publicado en la Revista Dinero, en el año 2013. Uno de los protagonistas denunció perjuicios por lo publicado, y recurrió a la justicia para pedir soportes.

Por medio de un comunicado la AMI aseguró que el Tribunal Superior de Bogotá ordenó “la exhibición solicitada por el actor, respecto de los documentos, correos electrónicos, comunicaciones y soportes de la publicación realizada objeto de reproche”. La Corte Suprema de Justicia de Colombia le halló la razón.

La AMI se vinculó a la acción de tutela que realizó Publicaciones Semana y calificó de imperiosa la intervención de la Corte Suprema ya que, según la asociación, de darse la exhibición de lo solicitado “estaríamos nada más y nada menos que ante el sometimiento del periodismo colombiano a la revelación de fuentes y soportes”.

Así, según el gremio, se “crearía un antecedente nefasto e imperdonable “en relación con el principio de inviolabilidad del secreto profesional consagrado en el artículo 74 de la Constitución Política Colombiana, expresado en la reserva de la fuente y los soportes de una investigación periodística como elementos de la esencia para el ejercicio del periodismo profesional en este país”.

Según Asomedios, que también se pronunció sobre el tema, Publicaciones Semana no se opone a la solicitud pero pidió que no se publique los destinatarios ni remitentes, datos que podrían revelar las fuentes. Por último el gremio de medios aseguró que espera que sus argumentos contribuyan a sustentar las consideraciones de la Corte Suprema.

El gremio aseguró que la reserva de la fuente es una garantía constitucional fundamental y debe continuar “asegurando el libre flujo de información, la independencia y libertad de los periodistas y el derecho de la sociedad a estar adecuadamente informada”.