Desde hace varias semanas, integrantes y líderes de las Farc como Jesús Santrich vienen adelantando una huelga de hambre por presuntos incumplimientos en la liberación de presos de este grupo por la ley de amnistía del acuerdo de paz.

En el centro de reclusión La Picota, 67 presos de las Farc entraron en huelga de hambre el 3 de julio para pedir su libertad, esta semana decidieron ir más lejos y cosieron sus labios como lo están haciendo en otras ciudades.

Según los detenidos, la protesta es por un supuesto incumplimiento en los acuerdos de paz con la ley de amnistía e indulto.

Por su parte, el Inpec le confirmó a Canal Capital que hasta el momento los presos de las Farc están bien de salud y que el área de sanidad está al tanto por si alguno se deshidrata, lo que los guerrilleros negaron ya que afirman que la entidad rechaza prestarles atención médica.