La Procuraduría citó a audiencia al actual concejal de Medellín, Antioquia, Santiago Jaramillo Botero, por presunta agresión a un periodista de un medio de comunicación, con quien al parecer había programado una entrevista.

La Procuraduría investiga al concejal del Centro Democrático con base en un video aportado por el concejo, denuncias de testigos y la publicación de la noticia en diferentes medios de comunicación, en los cuales se refirieron a la situación en la que al parecer se evidenció que durante la sesión del 9 de octubre el concejal Jaramillo Botero le habría propinado una cachetada al periodista Manuel Gallego de Telemedellín, a quien también posiblemente sujetó por los brazos.

El Ministerio Público advirtió que “el concejal del Centro Democrático en razón de su cargo debe tener en cuenta que en todas las actuaciones que le hayan sido encomendadas, debe asegurar que no se vulneren los derechos fundamentales, ni el principio de igualdad de los ciudadanos y administrados”.

El ente de control evaluó los medios de prueba para determinar en qué tipo de actuación disciplinaria podría haber incurrido el concejal, a fin de determinar si se adecua al tipo disciplinario contenido en el Artículo 34, numeral 6, de la Ley 734 de 2002, que consagra como deber para todo servidor público “[…] tratar con respeto, imparcialidad y rectitud a las personas con que tenga relación por razón del servicio”.

La Procuraduría calificó provisionalmente la falta del concejal Jaramillo Botero como grave a título de dolo, porque al parecer no solo constituyó un ultraje a la persona del periodista Gallego Arango, sino porque con esa conducta probablemente puso en entredicho la imagen de la corporación municipal.