Foto de: Procuraduría General de la Nación.

La gran ola de migrantes venezolanos, el permanente aumento de la prostitución, la trata de personas y los negocios informales en Cúcuta (Norte de Santander) han prendido las alarmas de la Procuraduría General de la Nación, que ahora exige el nombramiento urgente de un alto gerente que haga frente a esta crisis humanitaria.

“El problema de las trabajadoras sexuales es un problema social que hay que afrontar en este momento, y hay que afrontarlo con políticas, con las instituciones del estado nacional respaldando las acciones departamentales y las acciones municipales”, comentó el jefe del ministerio público, Fernando Carrillo Flórez.

Para el procurador esta difícil realidad solo puede mediarse con esfuerzo del estado y de las entidades gubernamentales de la capital nortesantandereana. Por eso, pidió a los entes declarase en emergencia social y priorizar acciones en el sector de la salud, la educación, el empleo y en las poblaciones vulnerables.

Lea también: ASAMBLEA DE VENEZUELA PIDE CORREDOR HUMANITARIO EN COLOMBIA

“No hemos sido estratégicos en el manejo de las frontera porque ha habido muchos esfuerzos aislados, pero sin una visión integral del problema”, sustentó Carrillo Flórez, tras advertir que no se puede fomentar la xenofobia ni la discriminación.

Recalcó que la manera de hacer frente a esta emergencia no es enviar tropas del Ejército sino nombrar a un alto gerente que cuente con el conocimiento y la experiencia para tratar estos temas.

El jefe del ministerio también calificó como muy positiva la visita del Presidente Juan Manuel Santos a Cúcuta en los próximos días y pidió al Gobierno un Conpes específico para afrontar esta crisis migratoria que cada día se agudiza más.

Garantías para las elecciones

Guillermo Rivera, ministro del Interior, aclaró en el Comité Departamental de Seguimiento Electoral de Cúcuta que en las próximas elecciones el Gobierno brindará plenas garantías para que las mesas de votación más recónditas no se trasladen.

Se harán los esfuerzos necesarios “para cubrir la totalidad de puestos de votación” porque “Norte de Santander es prioridad para el Gobierno nacional”.

El funcionario también se refirió a la falsa noticia que está circulando en la ciudad sobre que el Gobierno traía venezolanos para incorporar al censo electoral y desequilibrar el resultado de las elecciones a favor de una tendencia, por eso les pidió a los ciudadanos “que nos ayuden a contrarrestar esas falsas noticias”.

Al mismo tiempo invitó a los nortesantandereanos a llevar con mucho respeto las próximas elecciones, de manera que todos los partidos puedan desarrollar sus debidas campañas sin ser agredidos.