Con el propósito de preservar el derecho fundamental a la educación de los niños, niñas y adolescentes, la Procuraduría General de la Nación ejercerá labores de seguimiento a las secretarías de educación departamentales, municipales y distritales, con el fin de que se recupere la totalidad de las clases que los estudiantes dejaron de recibir por el paro de maestros que duró 37 días.

En una circular dirigida a todas las secretarías de educación del país, la Procuradora Delegada para la Defensa de los Derechos de la Infancia, la Adolescencia y la Familia, Sonia Téllez Beltrán, pidió remitir en los próximos 10 días los actos administrativos que modificaron los calendarios académicos para el año 2017.

La delegada advirtió que la suspensión del servicio educativo atenta contra su correcta y eficaz prestación, siendo imperativo que con el objeto de garantizarlas y asegurar la calidad educativa, se recupere cabalmente cada uno de los días de clases no dictados por los docentes, con motivo del cese de actividades e indicó que de no darse la recuperación integral de las jornadas escolares el derecho fundamental a la educación seguiría vulnerado.