El pasado lunes, grupo Águilas Negras envió algunos panfletos en donde aseguran que los educadores son declarados objetivo militar.

La comunidad educativa del colegio Benjamín Herrera, en la localidad de Puente Aranda, manifestó su preocupación frente a las amenazas recibidas el pasado lunes 17 de abril a través de unos panfletos.

Por medio de esta carta, el grupo Águilas Negras aseguran que los profesores de ciencias sociales y las áreas técnicas se convirtieron en su objetivo militar por lo que les piden que se vayan de la ciudad, añadiendo que “dañan la mentalidad de los jóvenes con sus ideales que nada tienen que ver con un mejor país”.

Por su parte, William Agudelo, presidente de ADE, pidió a la Alcaldía de Bogotá y a la Secretaría de Educación ponerse al frente de esta situación y así velar por la integridad y la vida de los maestros y ciudadanos.

CANAL CAPITAL SOMOS TUS OJOS EN BOGOTÁ