Angélica Lozano. Representante a la Cámara

Según una encuesta realizada por la firma Cifras y Conceptos, en todas las capitales del país, el 64 % de los consultados aseguraron estar de acuerdos con el aborto en las tres causales contempladas por la Corte Constitucional:

-Cuando está en riesgo la vida de la madre

-Cuando el embarazo fue provocado por un acto de acceso carnal violento

-Cuando el embrión presenta malformaciones

Por esta razón, en Opina Bogotá, se abordó la opinión de Angélica Lozano, representante a la Cámara por Bogotá, quien está a favor del aborto en estos casos, y la de Juan Carlos Novoa, presidente de la Asociación Colombiana de Juristas Católicos, quien expuso su desacuerdo frente a este sentencia.

Para la Representante a la Cámara el resultado de esta encuesta muestra que los colombianos han entrado a comprender la situación de estas mujeres, lo cual significa un avance y una muestra de respeto ante los derechos de las mujeres en el país.

“Es un resultado positivo que muestra que las personas se pueden poner en los zapatos de las mujeres cuando, por ejemplo, son violadas, lo cual concluye en un embarazo. Es una empatía de los colombianos para comprender que una mujer tiene un proyecto de vida. Es un avance que muestra respeto por los derechos de las mujeres en Colombia” añadió.

Al respecto, Juan Carlos Novoa, también exprocurador delegado para asuntos disciplinarios, añadió su desacuerdo a lo dicho por Lozano, pues pese a la situación que haya conllevado a ese embarazo, se trata de una vida, la cual al ser expuesta a un aborto está incurriendo en la “cultura de la muerte”.

“Hay que tener en cuenta es que la primicia fundamental parte de que la vida humana empieza desde la concepción, eso es una realidad científica incuestionable. Con esto hay que llamar la atención en cuento a que cuando la mujer queda embarazada, hay que partir de si estamos en defensa de la vida o de la cultura de la muerte”, agregó Novoa.

Sin embargo, Lozano aseguró que aunque está de acuerdo con la decisión de la Corte, asegura que la idea es que el número de abortos disminuya con el paso del tiempo, de tal modo que propone que la solución a este tema está en crear políticas de educación sexual que vayan desde el colegio y hasta la adultez, además de la facilitar el acceso a los anticonceptivos a un bajo costo.

A esta afirmación se unió Novoa quien aseguró que “hay que educar, antes que matar”. Por eso considera que es importante enseñarles a los niños el amor y el respeto de su cuerpo para evitar estas situaciones, pues más allá de acabar con la vida del feto se incurre en poner en peligro la vida de la mujer, pues asegura que no existe un aborto seguro, bien sea en una EPS o en un sitio clandestino.

“Hay que cuestionar al Estado, al Congreso para ver qué políticas púbicas han implementado para mitigar esto”, agregó.

Por su parte Lozano aseguró que el aborto “es un tema de salud pública que debemos abordar y entender que detrás de cada caso hay una mujer, una historia que nuestra Corte Constitucional ha sostenido en 15 sentencias, hay que promover la educación sexual, el accesos a anticonceptivos y el derecho al aborto seguro para no morir en lugares clandestinos”.

Finalmente, el exprocurador delegado para asuntos disciplinarios aseguró que hay que crear políticas públicas, pues insistió en que, pese a que se despenalizó el aborto en estas situaciones, hay que cuestionar la sentencia y determinar en si con esta medida la sociedad ha crecido en principios y valores.

Mientras tanto, Lozano continuó defendiendo el aborto en estas tres instancias, teniendo en cuenta que, según el Código Civil, la vida corre desde el nacimiento, por lo que no se está promoviendo la muerte.