Uno de los sitios más visitados en el centro de Bogotá por los hombres que buscan diversión nocturna es El Castillo. La Fiscalía General de la Nación ordenó la extinción de dominio a los propietarios de este lugar, identificados como Jose Ricardo Pedraza y Carlos Manuel Medina Acosta, que están acusados de concierto para delinquir, narcotráfico y lavado de activos por una corte de Puerto Rico y quienes permanecen privados de la libertad desde 2005 en cárceles de Estados Unidos.

Lea también: Prostíbulo El Castillo: “El parque de diversiones de los sinvergüenzas”

Según las autoridades, este operativo contra el reconocido lugar  se lleva acabo porque se comprobó que Pedraza mantiene el dominio del lugar así como de otras 35 propiedades que serán ocupadas en las próximas horas y que fueron negocios utilizados para el lavado de activos. Dichos bienes están avaluados en más de 800 millones de pesos.

Lea también: Las trabajadoras sexuales que quieren tener su sindicato

Pedraza también fue señalado por la DEA de moverse en el mundo de la mafia con los alias de ‘la Nariz’ y ‘don R’, mientras ejercía como dueño del burdel.

Luego de que Pedraza fuera extraditado, ingresaron como socios de El Castillo Jorge Eulises Moreno Hernández, Wilson Morales Bermúdez, Ronald Hairs León Pardo y Luis Hernando Olarte Rincón. Pero, sorpresivamente, en una junta de diciembre del 2009 decidieron disolver la empresa, dice la investigación.

Dentro de las propiedades que serán ocupadas se encuentran Corporación Privada El Castillo, El Hospedaje VIP, Castillo VIP, Japasam y CIA y y el grupo Acero SAS.

Las autoridades adelantaron estos operativos porque temen que estas propiedades pasen a otros dueños, se pierda el dinero y El Castillo sigan funcionando con bienes declarados ilícitos.