REUTERS/Yves Herman

El destituido presidente catalán Carles Puigdemont criticó el lunes al Estado español por mantener en prisión preventiva a ocho exdirigentes catalanes mientras él, acusado de los mismos delitos de sedición y rebelión por buscar la independencia de la región, goza de libertad vigilada en Bélgica.

La decisión de un tribunal belga anunciada el domingo significa que Puigdemont, que abandonó España el mes pasado después de que el Gobierno central destituyera a la totalidad de su gobierno secesionista y disolviera el parlamento catalán, es libre de hacer campaña por la independencia de cara a la elección que se llevará a cabo en la región el 21 de diciembre.

Puigdemont dijo el lunes que las acciones de su gobierno fueron legítimas y criticó al sistema judicial español por una “clara falta de independencia y neutralidad”.
“En libertad y sin fianza. Nuestro pensamiento está con los compañeros injustamente encarcelados por un Estado alejado de la práctica democrática”, dijo Puigdemont el lunes en su cuenta de Twitter.

Los elecciones de diciembre se perfilan como un referéndum por la independenci de Cataluña.

El Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) de Puigdemont y otra agrupación secesionista dijeron el fin de semana que podrían formar una coalición para presentarse a los comicios, pero aún no han tomado una decisión sobre cualquier alianza formal, que también podría incluir a otros partidos.

Los intentos independentistas han arrastrado a España a su peor crisis política desde su regreso a la democracia hace cuatro décadas. El conflicto ha dividido profundamente el país, alimentando los sentimientos antiespañoles en Cataluña y las tendencias nacionalistas en otros lugares.

Reuters.