Beatriz Elena Cárdenas, directora de la Unidad Administrativa de Servicios Públicos (UAESP) estuvo en Opina Bogotá para explicar cómo entrará a operar el nuevo modelo de aseo en la ciudad.

La funcionaria recordó que a partir del 12 de febrero, cuando empieza a operar el nuevo esquema de aseo en Bogotá, los ciudadanos que no reciclen se exponen a una multa inicialmente pedagógica.

“Habrá equipos especializados que entrarán a imponer comparendos ambientales, inicialmente, y después multas duras para quien no haga el proceso”, manifestó Cárdenas.

La directora de la UAESP aprovechó para aclarar que los recicladores están protegidos en esta licitación. “El reciclador tiene un papel fundamental en la licitación, así quedó en los pliegos (…) ellos van a tener que ayudarnos a separar el material y no puede dejar reguero en la calle (…) van a tener vehículos especiales para separar los residuos”.

Cárdenas aclaró que la reducción tarifaria en el esquema de aseo se hará de manera global, “es decir que si una persona de estrato 1 que pagaba 5 mil pesos, ahora pagará 4.500 pesos aproximadamente”.

Finalmente, con respecto a los camiones de basura y maquinarias comprados por la administración anterior, la funcionaria dijo que está en conversaciones con el Acueducto de Bogotá para determinar qué hacer con estos elementos.