El Real Madrid venció 4-2 al Bayern Munich el martes en un partido que se decidió en el alargue y con un triplete del portugués Cristiano Ronaldo, sumándose así a su clásico rival Atlético Madrid en alcanzar las semifinales de la Liga de Campeones.

El Madrid, monarca defensor del torneo continental, avanzó con un marcador global de 6-3 frente al líder de la Bundesliga en una serie en la que Ronaldo marcó cinco goles.

En el estadio Santiago Bernabéu, el Madrid y el Bayern llegaron al tiempo extra debido a la victoria 2-1 del conjunto alemán en los 90 minutos reglamentarios que había dejado la llave con un marcador agregado de 3-3.

Robert Lewandowski abrió el marcador de penal a los 52 minutos para el Bayern tras una falta de Casemiro sobre Arjen Robben. Pero Ronaldo, que la semana pasada marcó los dos goles del Madrid, igualó de cabeza a los 75 minutos al conectar de cabeza un centro de Casemiro.

Sin embargo, la tranquilidad del “merengue” duró poco, ya que Sergio Ramos marcó en contra de su valla a los 78 y puso el 2-1 para el visitante.

El Bayern se quedó con uno menos a los 83, cuando el internacional chileno Arturo Vidal se fue a los vestidores por doble amarilla, en una discutida decisión del árbitro.

En el tiempo extra, Ronaldo brilló con otros dos goles antes de que Marco Asensio anotara la última cifra del Madrid.

A los 104 minutos el portugués aprovechó un centro de Ramos para bajar el balón con el pecho en el centro del área y rematar de izquierda para batir a Manuel Neuer, en una jugada en que pareció estar en posición adelantada.

Luego, a los 109, Ronaldo sólo empujó el balón hacia el arco que se encontraba vacío después de una excelente jugada del brasileño Marcelo -quien dejó en el camino a tres rivales antes de enfrentar a Neuer y cederle el pase al goleador de la jornada-. Asensio puso el 4-2 definitivo a los 112.

En el otro juego del día, el Atlético Madrid empató 1-1 en su visita al Leicester y clasificó a las semifinales de la liga de Campeones por tercera temporada consecutiva.

Saúl abrió el marcador para el equipo “colchonero” a los 26 y Jeremy Vardy igualó para el campeón vigente de la Liga Premier inglesa a los 61.