La administración de Donald Trump presentó nuevas condiciones que se tendrán en cuenta para otorgar las visas a quienes quieran visitar el país. Entre las exigencias está que las embajadas podrán consultar las publicaciones en redes sociales de los últimos cinco años, además de que también podrán pedir información bibliográfica de hasta quince años.

De acuerdo con CNBC, la medida es “un esfuerzo para reforzar la investigación de posibles visitantes a los Estados Unidos, a pesar de las críticas de una serie de funcionarios y grupos académicos durante una audiencia pública”.

Las críticas apuntaron a que el proceso sería incomodo u “oneroso”, largo, con posibles retrasos y muy seguramente desincentivaría la visita de estudiantes, científicos internacionales de ir a los Estados Unidos.

Los funcionarios de la embajada podrán solicitar datos de las redes sociales, correos electrónicos, números de teléfono y empleos siempre y cuando “esa información es necesaria para confirmar la identidad o para conducir investigaciones más rigurosas sobre la seguridad nacional”, dijo el Departamento de Estado.

También informó que el escrutinio será más exigente con personas “que han sido determinados para justificar un escrutinio adicional en relación con el terrorismo u otras causas de inhabilidad relacionadas con la seguridad nacional”.

La decisión se da en el marco de las fuertes medidas migratorias que dijo Trump que tomaría. Habría que tener presente, por ejemplo, que ya intentó prohibir que personas originarias de seis naciones de mayoría musulmana, pero la Corte evitó que se aprobara la medida.

Si bien la medida es voluntaria,  “las nuevas preguntas conceden ‘poder arbitrario’ a los funcionarios consulares para determinar quién obtiene una visa sin un control efectivo de sus decisiones”, informó CNBC.