Muchos estigmas han girado alrededor de la compra y venta de ropa usada, una actividad económica que durante más de una década ha funcionado, especialmente en la localidad de Chapinero.

Allí, en este transitado lugar, ha estado ubicado uno de los locales más reconocido por quienes “no le hacen el quite” a esta posibilidad, en donde se consigue ropa de la marca más fina a la más convencional.

Es así como lo cuenta Mario Orlando Enciso Sandoval, de 43 años, un hombre que desde muy joven y como parte de una idea que evolucionó de generación en generación cuenta es dueño de este famoso local, al que según cuenta, llevan hasta actores y personajes famosos de la radio y la televisión.

“Desafortunadamente nos hemos perdido por mucho tiempo la oportunidad de aprovechar la cultura del usado, algo que funciona en Europa y en Estado Unidos”, agrega este comerciante.

El sueño de este rolísimo es sacar adelante a su familia, ver crecer a sus tres hijos y poderles dar la mejor educación, pues en esto donde “está el progreso y el cambio” de la sociedad.