Foto: Reuters.

Los goles que le dieron el triunfo a Colombia fueron convertidos por Felipe Pardo al minuto 5, Carlos Bacca a los 60 y Miguel Ángel Borja a los 66 y 90.

El equipo cafetero, dirigido por el entrenador argentino José Pékerman, venía de empatar con Venezuela y Brasil, de perder con Paraguay y de igualar con Perú en los últimos cuatro juegos de la eliminatoria sudamericana.

En su primer partido amistoso de preparación para el Mundial de Rusia, Colombia cayó la semana pasada 2-1 ante Corea del Sur.

Colombia abrió el marcador muy temprano tras una jugada colectiva que concluyó el delantero Felipe Pardo, quien con pierna derecha conectó el balón hacia el fondo de la red para vencer al arquero chino.

El equipo sudamericano dominó el balón y controló el partido en el primer tiempo ante una débil China, que inquietó esporádicamente el arco rival.

Colombia, sin los mediocampistas James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado que regresaron a sus clubes después del amistoso contra Corea del Sur, jugó el segundo tiempo con más intensidad, por lo que no extraño que Carlos Bacca aumentara el marcador en el minuto 60 tras recibir un pase en profundidad y superar a la defensa y al arquero local.

El equipo cafetero se puso 3-0 a los 66 minutos con un gol del delantero Miguel Ángel Borja, que acababa de ingresar, mediante un potente disparo con pierna derecha desde el borde del área.

Y el mismo Borja, que juega en el Palmeiras de Brasil, selló el triunfo de Colombia en el cierre del partido al recibir sin marca un pase dentro del área.

“Contento por el trabajo. Teníamos que ganar para dejar una buena imagen después de que en Corea no se llenaron las expectativas. Salimos a dar lo mejor”, dijo Borja, autor de un doblete.

El partido contra China le sirvió a Pekérman para probar jugadores y alternativas en el equipo que competirá en el Mundial de Rusia.

La selección colombiana volverá a jugar dos partidos de preparación en marzo del próximo año ante dos rivales aún por definir.

Reuters.