SpaceX anunció el lunes que llevará a dos personas a la luna el próximo año, una hazaña que no se intenta desde el apogeo de Apollo hace casi medio siglo.

El multimillonario Elon Musk, fundador y director ejecutivo de la compañía, anunció la sorpresiva noticia a sólo una semana de lanzar su primer cohete desde de la legendaria plataforma de lanzamiento lunar de NASA en Florida.

Dos personas que se conocen entre ellas le pidieron a la compañía que los enviara en un vuelo de una semana más allá de la luna, según Musk, quien no dio a conocer su identidad ni lo que pagarán por el viaje. Ya hicieron un importante depósito y están “muy serios” sobre esto, señaló.

“Llévame a la luna… OK”, dijo Musk en un tuit tras la conferencia de prensa.

Musk dijo que SpaceX está por lanzar astronautas a la Estación Espacial Internacional para NASA a mediados del 2018. La misión lunar podría seguir seis meses después, hacia el final del año bajo la agenda actual, utilizando una cápsula de tripulantes Dragon y un cohete Falcon lanzados desde la antigua plataforma de lanzamiento lunar de NASA.

El lanzamiento de la nave espacial hacia la luna está diseñado para ser autónomo, al menos que algo salga mal, dijo Musk.

“Creo que se meten a esto con los ojos abiertos, sabiendo que hay algo de riesgo en ello”, le dijo Musk a la prensa en una conferencia telefónica.

Musk no está autorizado para dar a conocer los nombres de los pasajeros y se negó incluso a decir si eran hombres, mujeres o incluso pilotos. Sólo admitió que “No es nadie de Hollywood”.

La misión no incluirá un alunizaje.

SpaceX, con sede en California, ya tiene una larga lista de hitos, con su mira fija en Marte. Se convirtió en la primera compañía privada en lanzar una nave espacial a la órbita y regresarla bien a Tierra en 2010, y fue la primera empresa comercial en llegar a la estación espacial en 2012 en una misión de provisiones.