El presidente de la División Mayor del Fútbol Colombiano, Jorge Fernando Perdomo y de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurun Franco, se reunieron esta mañana con los cinco clubes que están en la difícil situación del descenso y que en cada jornada de la Liga Aguila II-2017 luchan por la permanencia en la máxima categoría del FPC.

La intención por parte de la DIMAYOR y la FCF, es brindar todas las garantías a los equipos en sus compromisos, con la preservación del Fair Play deportivo y la transparencia necesaria durante el desarrollo de las fechas que deben cumplir en el calendario.

Para generar la mayor tranquilidad a los clubes que se encuentran en esta posición como lo son: Tigres FC, América, Jaguares, Cortuluá y Atlético Bucaramanga, se determinó que existirán veedores arbitrales durante los juegos que disputen estos equipos.

Así mismo se llegó a un acuerdo por parte de los presidentes, de no emitir declaraciones a la opinión pública sobre este tema, con el objetivo de evitar especulaciones.

Además, se estableció que las autoridades deportivas de las instituciones mencionadas deberán utilizar los canales regulares en caso tal, que necesiten presentar alguna inconformidad con hechos que ocurran durante los 90 minutos de la competencia.