Los diseños de finales de la década de 1990 para el sistema integrado de transporte masivo TransMilenio, propusieron desarrollos de largo plazo para la ciudad. 

Se plantearon 388 kilómetros de troncal por toda la ciudad. Casi dos décadas después de funcionamiento, hay 114 km construidos, menos del 50% proyectado.

“TransMilenio tenía un cronograma de implementación y construcción que no fue respetado por diferentes razones políticas, por razones de modelos de ciudad diferentes al que tuvo cuando se implementó TransMilenio , por problemas de presupuesto, por problemas de contratación y de corrupción”, recalcó  Eduardo Behrentz,  Vicerrector de desarrollo Universidad de los Andes

“Desafortunadamente, este equilibrio se rompió rápidamente en el momento en qué por decisiones políticas, infortunadas y partidistas, se decidió no seguir aumentando las troncales, con lo cual se limitó la oferta y a su vez fue sobre pasado por la demanda”, destacó  Édgar Enrique Sandoval, exgerente de TransMilenio. 

Tras aproximadamente 7 años de funcionamiento, el freno a la construcción de troncales mantuvo desatendida una ciudad en crecimiento y de mayor demanda del sistema. 

“Basicamente, se frenó el proceso cuando entramos en ese debate, si era TransMilenio o era metro  con la administración de Samuel Moreno. Planteó que debía hacerse el metro y no hizo ningún plan para seguir adelante con TransMilenio y en la administración siguiente , ya se construyo lo que venia contratado y se puso en marcha , también se siguió ese debate , en vez de construir ciudad, nos dedicamos a discutirla” señalo Darío Hidalgo, experto en movilidad.  

Al debate político, se sumaron los sobrecostos

“La fase 2 estuvo entre 15 y 20 millones de dólares el kilometro, la fase 3 llegó hasta 30 millones de dólares el kilometro. Son costos muy altos y pues eso limitó la posibilidad de gestionar el proyecto”, recalcó Darío Hidalgo, experto en movilidad. 

Entre 2012 y 2017 la demanda de pasajeros ha crecido 40 por ciento, pero las troncales siguen siendo las mismas. 

“Como sería Bogotá si tuviéramos más troncales de  TransMilenio , yo creo que definitivamente sería mejor , creo que las troncales que están actualmente en operación , no estarían colapsadas como lo están , creo que el Sitp funcionaria de mejor manera y creo que la operación del transporte público en general  sería de mejores condiciones ,con mayor calidad y con mayor nivel de servicio para el usuario”,  afirmó  Eduardo Behrentz,  Vicerrector de Desarrollo Universidad de los Andes.